BIENVENIDOS A MI BLOG



jueves, 25 de febrero de 2016

ESTEBAN GARCÍA CON G. DAVID PERALTA

En esta ocasión, en la sección G. David Peralta de El Batiburrillo de Radiofaro, tenemos al teléfono a Esteban Rodríguez García para hablarnos de su libro, "Susurros de Conciencia", donde se nos muestran las pautas a seguir para entendernos mejor, a través de reflexiones que el autor ha ido haciendo a lo largo de los años observando a su entorno y a sus seres queridos.

Esteban nos asegura en la sección G. David Peralta de El Batiburrillo de Radiofaro, cuando nos referimos a él como filósofo que "tanto la poesía como la filosofía es la observación de la vida y que ambas calificaciones le parecen adecuadas". Además, Esteban se considera un ciudadano del mundo y con eso le basta; no pretende se más ni mejor que nadie.

Además, en esta sección G. David Peralta de El Batiburrillo de Radiofaro, Esteban nos cuenta que la idea de su libro se le ocurrió una madrugada cuando no podía dormir e intentaba reordenar facturas y otros papeles de dudosa importancia, hasta que se dio cuenta que era más importante escribir un libro con sus reflexiones.







Susurros de Conciencia
 
http://www.libreriacanaima.com/libro/susurros-de-conciencia/482737/978-84-606-8046-8 Se podría decis que en este libro de nuestro queridísimo amigo Esteban Rodríguez Gracía se nos invita a volar, un vuelo mental en el que se hace un esfuerzo en reflexionar sobre las más diversas cuestiones y abordando las diferentes facetas de su vida, desde el adolescente soñador al pregmático ser humano, sería mejor decir humanista, de la actualidad...

Susurros de conciencia es, en definitiva, un libro plagado de reflexiones e imágenes, que te ayudarán a conocerte a ti mismo.



Cada mañana al despertar tengo la sensación de que hoy empieza la vida. 
Luego eliges si cargas mucho la mochila para afrontar el día. 
Del peso que soportes dependerá tu salud cuando llegue nuevamente la noche.



PON UN DIFUNTO EN TU VIDA 

Hagamos un ejercicio introspectivo. Reflexionemos por unos instantes con el hombre que ya no somos. Pongamos un difunto en nuestra vida.

Acaba de suceder. Ha muerto. Tu yo, ya no está. Con él se fueron años de trabajo, de ilusiones y esperanzas que nunca llegaron. Se fue un amor, dos, tres... cientos de amores volaron, qudando atrapados en la etérea eternidad. Sólo queda un nuevo tú.
Casi nada y todo. Un ser distinto.

Pon un muerto en tu vida. ¿Qué ves? ¿Experimentas condolencia por lo que fue o te alegras por lo que es? Puedes cambiar la dicha y alegrarte por ello.
Eso que te enorgullece, eso que te hace feliz, eso que te recuerde este cadáver todavía caliente.

Estás a tiempo de realizarlo y poder escribir las páginas de tus recuerdos. Las secuencias de hoy, cuando mañana sea ayer. 


http://www.digitalfarocanarias.com/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario