BIENVENIDOS A MI BLOG



martes, 12 de julio de 2016

SUSURROS DE MI CONCIENCIA

Tumbado en mi hamaca leo un libro con tranquilidad.
Reflexiones de otro hombre, que me hacen reflexionar.

De cuando en cuando, me detengo y miro hacia otro lugar;
el mar, que está frente a mi, me evoca diferentes sentimientos.
Sus iones negativos se expanden por tada la playa. 
Veo gente que nada, bucea 
o salta entre las olas en una danza sin igual.
 Otros, caminan por la playa; transeuntes que vienen 
y van inmersos en conversaciones con sus compañeros 
o en sus propios susurros de conciencia. 



Vuelvo a mi libro y leo otra reflexión, trata de la amistad.
Busco en mi memoria, en los propios 
susurros de mi conciencia;
tratando de buscar momentos especiales, 
protagonizados por una amistad.
Visualizo imágenes que me hacen reír 
y vuelvo a mirar a mi alrededor; 
todo parece tan tranquilo.
¿Qué tiene la playa que nos hace sentir tan bien?
Esos iones negativos que se transportan 
por el aire nos llegan a todos,
haciendonos sentir mucha felicidad, paz y tranquilidad.
La gente, simplemente disfruta de su dia, 
nadie parece tener problemas; todos parecen felices. 
Nadie discute ni se siente enfadado. todo el mundo sonríe, 
habla con su compañero o escucha música,
alguno lee un buen libro, como yo.

Vuelvo a mi libro, vuelvo a los susurros de mi conciencia.
Ahora es una reflexión sobre un señor mayor, 
trata sobre la edad.
Lo termino y dirijo mi mirada hacia la gente; 
hago un simple barrido,
observando a todos los que me rodean. 
Muchos llevan bañadores, otros están como vinieron al mundo; 
pero nadie parece ofendido. 
Hay jóvenes y viejos; y todos están mezclados, 
nadie parece percatarse de la diferencia de edad. 
¡Qué raro! ¿No importa? ¿Nos es indiferente?
Y,  ¿por qué nos diferenciamos en la vida cotidiana?
¿Por qué apartamos de nosostros a los que consideramos viejos?
Y,  ¿ahora nos mezclamos con ellos?,  ¿hablamos con ellos?,  
¿nos bañamos con ellos?
¡Claro, hombre! Esto es la playa, no la ciudad.
Aquí todo cambia, en la playa somos iguales; no importa la edad
Junto al mar reina la felicidad.
Junto al mar debería vivir la humanidad...
Vuelvo a mi libro.

Continúo con los Susurros de conciencia 
de Esteban Rodríguez
despertando los susurros de mi conciencia.

Buen libro para reflexionar...

O, ¿será el mar?....


No hay comentarios:

Publicar un comentario