BIENVENIDOS A MI BLOG
Donde encontrarás entrevistas a diferentes representantes de la cultura y recomendaciones de libros

viernes, 10 de marzo de 2017

PEDRO ARIAS NOS HABLA DE LAS DIFERENCIAS CULTURALES ENTRE LAS ISLAS Y LA PENÍNSULA

Pedro Arias es un leonés con corazón cántabro y ahora, también, se siente canario. Después de que su hija se trasladara a vivir a Gran Canaria y Pedro decidiera venir a visitarla hace apenas nueve meses, decidió que ésta isla sería su segundo hogar, puesto que no puede olvidar a su Cantabria, pero tampoco quiere obviar que se siente tremendamente atraído por la isla y sus gentes.

Según Pedro, lo que más lo atrajo fue el carácter abierto y liberal de los isleños, así como de esa amabilidad, latente y diferenciada de la península, que nos caracteriza a los canarios. El sol, el clima es obvio que lo atraen, pero según él, Pedro, no es lo que más se debería destacar de las islas.

El paisaje, claramente diferenciado del verde y montañoso de Cantabria, le impactó, sobremanera, al principio, pero después se sintió atraído por los barrancos como el de Guayadeque o pueblos como Teror, Agüimes o San Mateo y en Maspalomas respiró la completa libertad. No de hecho, Pedro asegura que: "he estado en diferentes partes de España, pero como aquí, nunca he visto ni vivido tanta sensación de libertad".

En cuanto a la gastronomía, Pedro, nos asegura que, por supuesto, hay una gran diferencia; los suculentos guisados del norte de la península no se puede comparar ni encontrar en las islas, pero claro que debido al clima, sería demasiado fuerte. No obstante, hay cosas que no puede olvidar de aquí: los quesos, los diferentes mojos, las papas arrugadas, el sancocho, son alguno de los platos que le han llamado gratamente la atención.

No nos podemos olvidar de la cultura, con la que Pedro se ha quedado muy sorprendido por la diversidad de actividad cultural que hay en cada municipio. Lógicamente, comparado con una ciudad de la península resulta bastante sorprendente, ya que en un municipio no habita tanta gente como en una ciudad y la demanda de actividad resulta más amplia en las islas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario